Siempre supe que no estaba cometiendo un error con la decisión que tomé de traer a mi hijo a la escuela YMIM. Me han dado la razón. Recomendaré esta escuela a cualquiera. Animan a sus alumnos a aprender y luchar por la excelencia, solo puedo darte las gracias por lo que haces, eres un milagro hecho realidad.

Deja un comentario